×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 664

TRENDING TOPICS Destacado

SANTA’S RALLY.  Al día posterior a “Thanksgiving”, el Día de Acción de Gracias que siempre se celebra en el cuarto jueves de noviembre y es el día festivo mas importante en los Estados Unidos, se le llama “Black Friday”, el “Viernes Negro” y es así porque da inicio a la temporada de ventas de la Navidad debiendo “poner en negro”, es decir con ventas netas, a los minoristas.  Ahora bien, para el mercado de valores el “Viernes Negro” ha precedido en años recientes al “Santa’s Rally”, las ganancias de fin de año, que bien podrían no materializarse este diciembre.

Luego de las correcciones de octubre, el S&P 500 ha recuperado todos los puntos perdidos generando retornos del 11.96% en lo que va del año y 14.67% en los últimos doce meses llevando las valoraciones, una vez más, a sus topes históricos. Propulsados por la liquidez global, los mercados parecieran haber recibido la Navidad en noviembre desconfiando del vigor del consumo a pesar de bajos precios del petróleo que indican debilidades globales antes que oportunidades para la demanda. Para el próximo año el consenso de ganancias es desde ya modesto previendo retornos del 5% en todo el 2016 y no se trata de la falta de Santa Claus, sino mas bien la de la FED y sus “QEs”.

 

REFLACION. En años anteriores las “guerras de las monedas”, llamadas así por las devaluaciones competitivas emprendidas por diversos países a fin de mejorar sus términos de intercambio, fueron recibidas con indignación y en algunos casos con amenazas de retaliación. Hoy sin embargo, una serie de medidas que están debilitando distintas divisas no están generando la misma reacción.

La recesión técnica del Japón, con un declive del 1.6% en el PIB en el tercer trimestre, ha postergado el aumento de la consolidación fiscal del país entregando su economía al auxilio monetario del BCJ. De la misma manera el Banco Central de China recortó tasas de interés de referencia la semana pasada en 25 puntos básicos para los depósitos y 40 puntos básicos para los préstamos de cara a la baja producción manufacturera y la subida de créditos morosos. Por último Mario Draghi subrayó al mismo tiempo que el Banco Central Europeo recalibraría el tamaño, ritmo y composición de sus auxilios monetarios para revivir el crecimiento en la Unión y alcanzar el objetivo del 2% de inflación.

Antes que devaluaciones hostiles, estas medidas han sido interpretadas como intentos defensivos de reflación que reactivaron mercados globales llevados por la liquidez antes que el optimismo, por los “puts” monetarios antes que la eficiencia de la oferta y la demanda.

 

OPEP.Las previsiones sobre las decisiones de la OPEP, en función de un recorte en la producción de petróleo para apoyar el precio del crudo, estaban perfectamente divididas antes de la reunión de la organización esta semana en Viena. Tal escenario no se había dado nunca desde que Bloomberg encuestara a 20 analistas del sector energía en los últimos siete años.

De cara al “bear market” petrolero, asumido en función de los declives del 27% para el Brent y 22% para el WTI en lo que va del año, la confusión es razonable. No solo la OPEP ha venido produciendo mas de 30 millones de barriles diarios por mas de cinco meses, excediendo su cuota colectiva, sino que los Estados Unidos se están acercando a producir 10 millones de barriles diarios, gracias a la explotación en “esquisto”, el “shale”, procurando cada vez mas a la autosuficiencia con costos de producción competitivos.

La OPEP incluye a miembros con agendas diversas entre quienes las necesidad financiera impiden recortes y/o la búsqueda de “market share” impele a menores ganancias en un contexto en el que otros productores como Rusia, Noruega y México tienen sus propias necesidades y objetivos. Así, la desaceleración global y un mercado diversificado bien podrían desarmar al otrora indesarmable cartel.

Modificado por última vez en Domingo, 24 Mayo 2015 11:00
    Más en esta categoría: TRENDING TOPICS »