ESTA SEMANA EN WALL STREET Destacado

La semana de Navidad arranca a medio gas con el S&P 500 subiendo casi un 28% en lo que va de  año, lo que se postula, si las cosas no se tuercen, como el segundo mejor desempeño anual para el índice desde 1997.

De momento conoceremos varias referencias macro clave que podrían dar una idea de cómo se desarrollará el futuro más inmediato. El lunes se publica el Índice de Actividad Nacional de la Reserva Federal de Chicago (CFNAI).

CFNAI fue concebido con un valor promedio de cero y una desviación estándar de 1. Una lectura positiva apunta al crecimiento por encima de la tendencia histórica. Este indicador de la actividad económica nacional, basado en 85 subindicadores, registró una lectura de -0.71 en noviembre, por debajo de los -0.45 de octubre. Los analistas creen que las recientes cifras de producción industrial mejor a lo esperado en noviembre deberían prestar cierto apoyo al índice.

Esta semana también se publican las ventas de casas nuevas de noviembre con el consenso estimando alrededor de 730.000 unidades frente a las 733.000 de octubre. El mercado de la vivienda se ha ralentizado durante la mayor parte de 2019. No obstantes, los tres recortes de tasas de la Reserva Federal han ayudado a bajar las tasas hipotecarias y han dado el impulso tan necesario al mercado. Fannie Mae revisó recientemente su pronóstico de vivienda para 2020 al alza y la publicación de datos en noviembre, incluidos los inicios de vivienda y los permisos de construcción sorprendieron al alza.

Lejos de mostrar síntomas de fatiga, el espíritu alcista se mantendrá vivo y coleando pese a que los primeros compases de la nueva temporada se prometen intensos. Al juicio político que acecha al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Senado, donde se espera que sea exonerado de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso que avalan su impeachment, hay que sumar el arranque formal de carrera electoral el próximo 3 de febrero, con los caucuses demócratas en Iowa.

Los derroteros políticos que comiencen a perfilar quien será el candidato demócrata encargado de plantar cara al actual inquilino de la Casa Blanca deberían llegar precedidos de la rúbrica entre Washington y Pekín de la Fase 1 de su acuerdo comercial mientras la congelación a partir de enero de la producción del 737 Max de Boeing promete generar estragos entre sus más de 600 proveedores y causar daños colaterales a las aerolíneas.

De hecho, el consenso de los economistas estiman que el fabricante aeronáutico podría llegar a borrar hasta 0,5 puntos porcentuales del crecimiento del PIB de EEUU en el primer trimestre de 2020. “si los proveedores de Boeing deciden suspender o despedir trabajadores en las próximas semanas, existe el riesgo de que el daño sea aún peor”, augura Michael Pearce, economista de Capital Economics.

Pero los posibles traspiés que puedan ocurrir en los primeros compases del próximo año no evitan que a día de hoy el consenso de los analistas observen al S&P 500 en los 3.407 puntos en los próximos 12 meses, una rentabilidad de al menos un 6,5%, según FactSet.