ESTA SEMANA EN WALL STREET Destacado

Los mercados podrían enfrentar otra semana volátil, ya que las preocupaciones sobre el COVID-19 de dejan notar en todo el mundo. Hay más de 87.600 casos confirmados y algo menos de 3.000. La rápida propagación y la falta de contención en países fuera de China han sacudido los mercados mundiales y llevado al Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq Compuesto a una corrección en cuestión de días.

Los datos económicos de esta semana serán clave para ayudar a la Reserva Federal a evaluar el daño del coronavirus en la economía estadounidense. La presión para un recorte de tasas en Wall Street se ha disparado en los últimos días debido al contagio. Según el FedWatch de la CME, los futuros indican que casi el 95% del mercado descuenta que la Fed recortará las tasas de interés en al menos 25 puntos básicos en su reunión de política de marzo. Hace solo una semana, las probabilidades eran del 0%.

Desde Morgan Stanley, su economista Ellen Zentner, ya estima que en la próxima reunión de marzo, el Comité de Mercados Abiertos de la Fed (FOMC, por sus siglas en inglés) implementará un recorte de 25 puntos básicos que llevará el precio del dinero a un rango del 1,25% y el 1,50%.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ya indicó durante el fin de semana que espera que la Fed haga su trabajo” dado que no cree que los demócratas “vayan a aprobar ningún recorte de impuestos”, en referencia a aquellos que consideran que la respuesta a la epidemia debe llegar del lado fiscal, no abaratando la política monetaria.

Aún así, con el mayor descalabro bursátil en Wall Street desde la crisis financiera y el VIX, más conocido como el índice del miedo, tocando su mayor nivel desde la Gran Recesión, el propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se vio obligado el pasado viernes a emitir un breve comunicado donde incidió en que el banco central “monitoriza la situación” y actuará “apropiadamente para apoyar la economía”. Eso sí, de nuevo, recalcó que los fundamentales de la mayor economía del mundo siguen siendo sólidos.

El informe de empleo de febrero, que conoceremos el viernes, será una de los referencias económicas de la semana. El consenso habla de 175.000 empleos creados el pasado mes frente a los 225.000 generados en enero. Se prevé que la tasa de paro baje una décima para volver al 3.5%. El coronavirus debería tener poco impacto en las cifras de febrero, y los datos deberían reflejar ganancias sólidas.

Antes del dato de empleo, el lunes conoceremos el PMI e ISM manufacturero. Un día después llegarán las ventas de coches de febrero en un momento en que Moody´s ya avisó la semana pasada que la venta global de coches caerá un 2,5% este año debido al brote del COVID-19.

El miércoles llegan las peticiones de hipotecas, las nóminas dentro del sector privado de febrero, que dan a conocer ADP y Moody´s Analytics, así como el dato del PMI e ISM del sector servicios. El jueves conoceremos el dato de previsiones de despidos, peticiones de subsidio por desempleo y pedidos a fábrica. El viernes, además del dato de empleo, también estaremos atentos a la balanza comercial de enero y los inventarios mayoristas.

Esta semana también se celebra el conocido como Súper Martes dado que Catorce estados y un territorio de EEUU celebrarán primarias y repartirán un total de 1.357 delegados. El establishment del partido demócrata respiró aliviado el pasado sábado después de conocer como el ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, barrió las primarias en Carolina del Sur llevándose el 48,8% de los votos y embolsándose al menos 33 delegados. Como estaba esperado, los afroamericanos auparon su candidatura y brindaron su primera victoria de la temporada.

Ahora las miras también se dirigen al empresario y ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que se jugará todas sus cartas durante la jornada del martes, tras su millonario desembolso en anuncios y no haber participado en ninguna de las citas electorales previas.

La pregunta también es si la victoria de Biden en Carolina del Sur ofrecerá alas al ex vicepresidente para postularse como el candidato moderado frente a la postura progresista de Sanders. Según la medida de todos los sondeos a nivel nacional que elabora el portal RealClearPolitics, en estos momentos, Sanders saca una ventaja de más de 10 puntos a Biden, con el 29,6% del favor popular. El ex vicepresidente se lleva un 18,8% y Bloomberg se postula en tercer lugar con el 16,4%.

Más allá del ámbito político, la temporada de resultados empresariales vive sus últimos coletazos  pero los inversores prestarán mucha atención a minoristas como Target, que presenta sus cuentas el martes antes del comienzo de la negociación. Dicha jornada también ofrecen sus cifras Kohl´s, Nordstrom y Urban Outfitters. Esta semana otras compañías como Campbell Soup o los supermercados Kroger, en los que Berkshire Hathaway abría una nueva posición en el último trimestre de 2019, revelarán sus cuentas trimestrales.

Por su parte las grandes aerolíneas darán a conocer durante la semana sus datos de tráfico. Estos pueden llegar acompañados de algún tipo de guía dado el doble bandazo que sufren, bien por las restricciones de viajes por el coronavirus o por la cuarentena del 737 Max de Boeing.

Se espera que GFL Environment fije el precio de su salida a bolsa de 1.770 millones de dólares el 3 de marzo. También estaremos atentos al crudo. Después de que el petróleo registrase su mayor descenso semanal en más de 11 años, la reunión de la OPEP + en Viena del 5 al 6 de marzo adquiere una importancia adicional. La reunión podría incluir un anuncio sobre la ampliación de los recortes de producción o incluso hacer un corte más pronunciado que los actuales 600.000 barriles diarios. El impacto del brote de coronavirus en la demanda de petróleo en el futuro también será un tema clave del encuentro.