ESTA SEMANA EN WALL STREET Destacado

 
 

Las tasas de mortalidad por el coronavirus y las tasas de infección continúan aumentando en todo el mundo, dejando en manos de los gobiernos, la decisión de tomar más medidas para detener la propagación de la pandemia.

Esta semana se espera una mayor volatilidad en el mercado a medida que las tasas de contagio continúan aumentando aquí en EEUU y los inversores comienzan a prestar atención a distintas referencias macro, especialmente ese dato de empleo del mes de marzo.

Estados Unidos ahora tiene la mayoría de los casos a nivel mundial, superando a China e Italia. Hasta el domingo por la mañana, se registraban 124.686 casos confirmados, con más de 2.100 muertes confirmadas, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la semana pasada, el Dow subió un 12.8%, registrando así su mayor ganancia semanal desde 1938. Mientras tanto, el S&P 500 ganó un 10.3% y registró su mejor semana desde 2009.

El presidente Donald Trump firmó el pasado viernes justo al cierre del mercado, la ley de estímulo económico bipartidista de 2 billones en un esfuerzo por ayudar a los estadounidenses en dificultades en medio de la pandemia COVID-19.

El paquete de alivio incluye un pago directo único a los estadounidenses por valor de 1.200 dólares.

El plan también incluye una partida de casi 500.000 millones de dólares, con rescates directos para las aerolíneas, que será supervisado por un inspector general que controle la gestión del dinero que distribuirá el Departamento del Tesoro en colaboración con la Reserva Federal. De esta forma, se busca que el valor total de los préstamos de emergencia alcance un valor de hasta 4 billones de dólares.

Sin embargo, el inquilino de la Casa Blanca acompañó la rúbrica de la Ley con una nota donde aclaró como su administración pretende interpretar la legislación en lo que al poder del inspector general se refiere.

Industrias como el comercio minorista, hoteles, viajes, salas de cine y manufacturas se están preparando para aprovechar los préstamos, subvenciones, desgravaciones fiscales y otra asistencia que ofrece la legislación.

De los 500.000 millones de dólares que ofrece el fondo, 50.000 millones de dólares suponen un salvavidas para las aerolíneas comerciales. La mitad serán pagos directos y la otra mitad préstamos y garantías. Debido a que las aerolíneas son las únicas empresas que reciben pagos directos, dichas ayudas vienen con condiciones que incluyen ciertas garantías. De hecho Trump indicó que el gobierno puede aprovechar para tomar una posición en el accionariado de estas empresas.

Los operadores de cruceros han quedado excluidos de este tipo de provisiones porque la sede fiscal Royal Caribbean está en Liberia, la de Carnival en Panamá y la de Norwegian Cruise Line en Bermuda, aunque tienen su sede oficial EEUU. El presidente de EEUU señaló la semana pasada que tratará “de resolver algo” pero reconoció que "es muy difícil otorgar un préstamo a una empresa cuando (sus sedes fiscales) se encuentran en un país diferente”. Es por ello que recomendó a estas compañías hacer cambios en sus esquemas fiscales si quieren acceder a préstamos federales.

Durante el fin de semana, Trump evitó imponer una cuarentena forzada en NY, NJ y CT, algo que de todas formas hubiera supuesto un enfrentamiento con los gobiernos estatales que son lo que tienen potestad en estos menesteres, sin embargo sí se impusieron restricciones de viaje.

El informe de empleo del mes que estamos a punto de finalizar aquí en EEUU será el dato más importante a seguir, después de las desastrosas cifras de solicitudes por desempleo de la semana pasada, que aumentaron a un récord de 3,28 millones. Los analistas esperan que las cifras de marzo sean las peores en una década.

La Reserva Federal de San Luis ya proyecta que en el segundo trimestre la tasa de desempleo podría superar el 32%, con más de 50 millones de personas sin trabajo. Los datos de la actividad manufacturera del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) se darán a conocer el miércoles y los datos del sector de servicios están programados para el viernes. Ambos ayudarán a los inversores a seguir evaluando las consecuencias económicas del COVID-19.

También habrá actualizaciones del mercado laboral de la eurozona, Alemania, Italia y Japón, cifras del índice de gerentes de compras de China, entre otros, así como datos de inflación de la eurozona. Las ventas minoristas de Hong Kong y los datos comerciales de Corea del Sur también arrojarán luz sobre el daño económico que el coronavirus ha causado en una región que ha estado en la primera línea de la batalla contra las consecuencias económicas durante dos meses.

Del lado empresarial, un trío de compañías de alimentos presentan cuentas esta semana, como es el caso de Cal-Maine Foods, Conagra y McCormick. Otras empresas a tener en cuenta incluyen a Walgreens Boots Alliance, Chewy, CarMax así como Constellation Brands.

Edmunds pronostica que las ventas de automóviles en EEUU caerán un 35,5% interanual en marzo a 1,04 millones de coches y camiones nuevos en medio de la pandemia de coronavirus.


Medios

Modificado por última vez en Domingo, 29 Marzo 2020 15:19