Virus reduciría a la mitad envíos de teléfonos de China en primer trimestre

Virus reduciría a la mitad envíos de teléfonos de China en primer trimestre Destacado

(Bloomberg) -- Se espera que las ventas de teléfonos inteligentes en China sufran un fuerte impacto del brote de coronavirus después de que las medidas de contención impuestas por el gobierno afectaran la logística y vaciaran las tiendas.

Las empresas de investigación varían en sus estimaciones sobre la magnitud de la caída de los envíos, lo que refleja la naturaleza aún en desarrollo del brote del virus, pero están de acuerdo en que será perjudicial. Strategy Analytics pronostica una disminución del 32% en el primer trimestre, a 60 millones de aproximadamente 89 millones de envíos del año anterior. Canalys, a partir de una estimación similar para 2019, reduce sus expectativas a 42,5 millones de envíos.

El consenso sobre una fuerte caída está motivado por las estrictas directrices de Pekín que aconsejan no reunirse en lugares públicos y restringir los viajes a muchas partes del país. Los feriados del Año Nuevo Lunar también se extendieron una semana hasta el 9 de febrero para reducir las posibilidades de que el coronavirus se propague aún más.

“Las personas tienen restricciones para volver al trabajo y no se recomienda ir a lugares públicos”, dijo Nicole Peng, vicepresidenta de movilidad de Canalys. “La situación está afectando el comercio minorista y la logística”, al ralentizar el embalaje y reducir las cantidades de envíos.

La disminución adicional de los volúmenes de envío dependerá en gran medida de la rapidez con que se pueda contener el virus.

Si el brote de coronavirus se intensifica y afecta a otras ciudades tan gravemente como a Wuhan, el epicentro del contagio, podría desencadenar una recesión económica mundial en 2020, dijo Linda Sui, directora de investigación en Strategy Analytics. “En este contexto, el mercado mundial de teléfonos inteligentes se verá afectado negativamente de manera mucho más severa de lo que esperábamos”, dijo Sui, tras indicar que incluso en el mejor de los casos, el mercado mundial de smartphones probablemente disminuirá en un 2% con China bajando 5% para el año.

Solo se espera que las líneas de producción se vean afectadas por el coronavirus si el brote se intensifica en la región de Guangdong, donde se encuentran la mayoría de las fábricas, dijo Peng. Si esto sucede, las empresas cuya fabricación se agrupa en la región, como Huawei Technologies Co., enfrentan un significativo riesgo de interrupción. Los iPhones de Apple Inc. se ensamblan principalmente en la llamada ciudad del iPhone de Zhengzhou, más al norte, que hasta ahora parece proceder con los planes de reanudar la producción tras el extendido período de vacaciones.

Cualquier signo de que el coronavirus afecte la producción aparecerá en dos o tres semanas y dependerá de la velocidad a la que los empleados puedan regresar y continuar trabajando, dijo Peng.