Huawei sigue denunciando "trato injusto" pese a la extensión de licencia en EEUU

Huawei sigue denunciando "trato injusto" pese a la extensión de licencia en EEUU Destacado

 (EFE).- La tecnológica china Huawei mantuvo hoy su denuncia de que Estados Unidos le dispensa un "trato injusto" pese a la nueva extensión, esta vez de 45 días, de la moratoria a la prohibición para hacer negocios con empresas estadounidenses.

"Esta decisión no cambia el hecho de que Huawei sigue recibiendo un trato injusto", indica la multinacional en un comunicado, en el que también asegura que la ampliación de su permiso para operar en EE.UU. "no tendrá, en ningún caso, un impacto sustancial en los negocios de Huawei".

Este jueves, el Departamento de Comercio estadounidense anunció la extensión de la citada licencia temporal, aduciendo que así evitará "la interrupción de los sistemas de comunicación en red existentes en las regiones rurales de EE.UU." y que permitirá que se tomen "medidas de seguridad en la red global".

Asimismo, se pretende dar tiempo a las compañías estadounidenses para que cambien sus equipos por otros no fabricados por Huawei o sus subsidiarias.

No obstante, las autoridades estadounidenses volverán a revisar en este período si es necesario ampliar la moratoria de nuevo.

Huawei se encuentra en el ojo del huracán de la guerra comercial entre China y Estados Unidos -en la que las aguas se han calmado temporalmente por la firma de un primer acuerdo parcial- debido a su inclusión en una lista negra en mayo del año pasado por parte de Washington, que la acusa de ser un peligro para su seguridad nacional por sus supuestos vínculos con el Gobierno chino.

A este respecto, la tecnológica china reitera que su inclusión en la citada lista "ha sido más perjudicial para EE.UU. que para Huawei" y pide a Washington de nuevo que "ponga fin a este trato injusto".

No obstante, el Gobierno de EEUU acusó ayer mismo a Huawei de robar secretos comerciales, y aseguró que la compañía mantiene negocios ilegales con Corea del Norte y ayuda a Irán en su vigilancia interna.

La empresa remitió un comunicado a Efe en el que lamenta la acusación y la considera un intento de "aumentar la presión" por parte de EE.UU. con cargos que "carecen de fundamento".